La vida Onírica

Oniros, uno de los mil hijos de Tánatos, conocido también como Morfeo por su capacidad de tomar la forma de seres humanos y mostrarse en sueños.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Mi Silent Hill

Estaba adentro de una casa, y tenía que escapar de algo o alguien. Buscaba algo frente a una pared recubierta de hiedra que se parecía mucho a la pared de una galería de mi antigua casa. Era una llave lo que necesitaba, pero no la hallaba. Ya estaban cerca de mí, y eran muertos vivos, eran perros muertos vivos, que por una razón que no me explicaba no se me acercaban. Pienso que tengo que abandonar el juego, por que para ese entonces yo me sentía en una partida del Silent Hill, pero sé que tras mío alguien seguirá mi juego, y yo quería decirle a ese alguien que la puerta anterior ya había sido abierta, que no perdiera el tiempo allí.
Y estoy escapando por un pasillo de mi infancia, y me cierra el paso una verja. Me sigue el perro muerto, y del otro lado hay otro vigilando el jardín(para ese momento el lugar del sueño era la casa de mi padre)que caminaba de un lado a otro. Tuve suerte por que no me había visto, pero la mala suerte es que yo tenía 7 años, y la reja más de dos metros. No sé cómo pero la salté, y en vez de caer al piso directamente pegué un salto gigante hasta el portón que conduce a la calle. Quedé colgada de éste, y lo empecé a trepar. El perro me agarró de una pierna, pero yo no sentía nada de nada. Salí por fin, y me largué a correr por la calle.

Veo mi imagen en un espejo, me estoy maquillando. Para ser exactos me estoy poniendo base, y cuando termino me había quedado algo del líquido en la mano, por lo que decido colocarme un poco en el pecho para matizar imperfecciones. Pero sorpresa… En todo el pecho tenía unas lastimaduras horribles, como si me hubieran arrancado tiras de carne. Y estaban frescas. Como si nada, saqué de nuevo el pomito de base y me coloqué más, por que con lo que me quedaba no alcanzaba.

Y ya no recuerdo más.

2 comentarios:

Gabo dijo...

Este sueño me encanto, literalmente, me gustaria soñar con muertos vivos y esas cosas, medio masoquista yo :P:P, y la firma es como un giro inesperado, era como si hubieras transformado en algun zombie o algo????

besos

Barbi dijo...

Viste??? yo me di cuanta de eso una vez que lo terminé de escribir... Jaja, como los finales de Silen Hillt masomenos, siempre retorcidos...