La vida Onírica

Oniros, uno de los mil hijos de Tánatos, conocido también como Morfeo por su capacidad de tomar la forma de seres humanos y mostrarse en sueños.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Azuke

Tenía un bebé en mis brazos, mi bebé. Era tan pequeña que la podía sostener con una mano y sobraba espacio. Estaba perfectamente formada, pero en un escala en miniatura. A pesar de tener características humanas yo la sentía como un alien, esos de cuerpos delgados y frágiles. Yo sólo la veía a ella acurrucada en posición fetal en mi palma, y tenía la sensación de estar caminando. Era mi tesoro. Luego me encontré en un almuerzo familiar, donde además estaban también parientes de otras épocas-parientes que fueron tal cosa mientras mi vieja estuvo casada con uno de ellos-. Era el cumpleaños de mi mamá, y era todo muy luminoso. Yo tenía mi bebé en la mano todo el tiempo. Y llegó la torta, y si que se veía deliciosa; cubierta de crema y todo el resto era como un líquido de frutilla. No sé como hacía para repartirla, porque se veía jugosa, pero lo hizo. Y está por llegar mi turno de recibir ración cuando se acaba…En realidad no se había acabado, pero sólo quedaba en el plato cobertura. Me enojé con mi vieja, me levanté de la mesa y le dije con todo el rencor posible que la odiaba, que la odiaba como nunca había odiado a nadie en la vida. Estoy por cruzar una puerta cuando oigo a uno de esos ex-familiares preguntar: “¿Y cómo se llama tu bebé?” Azuke, le respondo. A lo que me replica: “es cosa de chicos ponerle a un hijo el nombre de un personaje de animé”. Siento un profundo odio por esa persona. No digo nada y decido marcharme, pero a último momento y sin dignarme a mirarla le pregunto: “¿Y acaso el nombre de tu perro no es Wishbone? Por que yo pensé que ése era el perro de una serie…¿Ahora quién es infantil?” . No le veo la cara, pero siento que está con la boca abierta y mirándome con odio. El sexto sentido de los sueños…
Tengo un flash mío sentada en una cama con Azuke acurrucada en el hueco que formaban mis piernas cruzadas, leyendo un libro de la facultad y haciendo un resumen. Y pensaba que mi vieja se iba a morir del odio cuando viera que podía trabajar, estudiar y ser madre…
Y ahora veo a Azuke tirada en el piso, pisoteada. Ya no era mi Azuke, ahora tenía la forma de un fruti gelatin aplastado, un fruti gelatin verde. Y yo era la culpable, por que de tan pequeña que era la quise hacer caminar dándole un empujoncito y terminé aplastándola como si una mosquita fuera. Y ahí estaba yo sentada en el piso contemplándola y lamentándome. Y odiaba a mi vieja, por que por alguna razón ella era la culpable.
Fue muy triste verla morir.
Lo más raro del sueño es que todo el tiempo se repetía sin cesar en mi cabeza un mantra: Azuke. Azuke. Azuke. Azuke…

3 comentarios:

Gabo dijo...

azuke de evangelion ???

esta muy bueno el sueño, lastima por el final, que lastima que esa criatura haya muerto.
che, me dieron ganas de comer torta jajajaj , era un cheesecake??

te mando un beso.

gabo!

Barbi dijo...

Leé muchésimos mangas, pero Evangelion no ha sido uno de ellos. Asì y todo puede ser que el personaje de Evangelion se llame Azuka???Puedo estar equivocada...

Y la torta no sé que era, pero se veía diez puntos, aunque en cierto punto daba impresión por que parecía contener jarabe.

Agt PirronE! (zonaloca) dijo...

Mmm Torta.. podriamos organizar un encuentro en el mundo de los sueños. Yo ya intente encontrarme con alguien en sueños, pero me fui a dormir y paso como en la publicidad de quilmes que todos se esconden.. ¬¬ y jamas encontre a esa persona.

http://www.youtube.com/watch?v=UZCuBfCEoJc