La vida Onírica

Oniros, uno de los mil hijos de Tánatos, conocido también como Morfeo por su capacidad de tomar la forma de seres humanos y mostrarse en sueños.

martes, 28 de abril de 2009

Otra vez Víctor...

Estábamos entrando a un aula de la facultad, creo que era una clase de física o algo así. El recinto era de paredes grises, muy amplio, y las sillas y mesas de un gris aún más claro. Estaba con Pina(mi mejor amiga), y de repente entra la profesora, pero era muy joven, y parecía más instructora de gimnasio que profesora, por la ropa que llevaba. Nos dice que vamos a expandirnos un poco más por el aula por que estábamos todos apretujados e un rincón. Y me voy a ubicar a un lado más alejado, y me encuentro con él, con Víctor. Me miraba, y yo me perdía-literalmente-en sus ojos. No sé que más pasaba a mi alrededor, sólo era sentirlo sentado frente mío y pensar en lo bello que era tenerlo así de cerca. No sé si hablábamos, si reíamos o nada; sentía una paz profunda al estar junto a él.
Nos sacan del aula y nos meten en un colectivo muy largo, que en lugar de asientos tenía pupitres. Yo quería sentarme al lado de Víctor, pero Pina-que hasta ese momento había sido olvidada-se mete entre él y yo. Yo no quería decirle nada, pero ella me mira sorprendida y me dice: “estás enamorada…nunca te vi sonreír y mirar así a ninguna persona”. Ante semejante afirmación me vi imposibilitada de negar, sólo dije: “desde sexto grado que estoy enamorada”
Estuvimos en esa oscuridad un tiempo largo, yo perdida en mis pensamientos sobre él, y la clase se ve que continuó, por que al rato sentía la premura de entregar mi ¿trabajo? A la profesora que se venía acercando…Me desespero, y al mirar a mi derecha-Pina y Víctor estaban a mi izquierda-veo un río, con los bordes de cemento, como su fuera un canal artificial o algo así. Pienso en huir por ahí, pero por alguna circunstancia dejo de sentir el miedo a que me pidan la tarea, y vuelvo a mi sitio….pero iba costeando la orilla de otro río…Yo creía que estaba segura, a buena distancia del borde, cuando siento que un aire me succiona para atrás, me eleva por los aires y me hace caer al agua a unos cien metros de donde estaba. Habían árboles y mucho verde, y el agua era rara, casi ni la recuerdo. El punto es que jamás me sentí sumergida, o no le prestaba atención, por que sólo pensaba en que Víctor no m viera salir volando así.
Mágicamente vuelvo a mi posición, y vuelvo a perderme en sus ojos.
Desperté tan contenta…

(Hace mínimo seis años que no lo veo, y es verdad que en sexto grado estaba enamorada….pero jamás pasó nada, y cuando seguimos haciendo la secundaria juntos nunca se me ocurrió que me gustaba…pero veo que sí, que jamás me dejó de gustar; y estoy convencida. ¿Cómo se puede soñar con una persona que hace tanto que no ves, que ni recordás, y de manera tan hermosa? Y no es la primera vez que me pasa…hace poco subí un sueño con él… Ahora empecé mi búsqueda, por que quiero volverlo a ver. Pero nada de en sueños…)

1 comentario:

Gabo dijo...

los ultimos sueños fueron acerca del secundario..., el librito lo interpreta como un conflicto que se sufrio en ese lugar.. que lindo que es estar enamorado en la escuela, eso de ver a la persona todos los dias, no decir nada y hacerse el boludo jaja, me trajo recuerdos tu sueño :D.
Te mando un beso