La vida Onírica

Oniros, uno de los mil hijos de Tánatos, conocido también como Morfeo por su capacidad de tomar la forma de seres humanos y mostrarse en sueños.

domingo, 2 de agosto de 2009

De aviones, piletas y pollitos....

Soñé que tenía que viajar en avión, pero como no había lugar, viajaba colgada de la cola. pero lo más raro era que había otra persona más colgada; estaba aferrada con los dos brazos, con el cuerpo colgando, y yo estaba colgada de los brazos de ella (porque era una mujer, aunque no sé quién). El avión arranca, y yo me lamento porque tendría más o menos una hora de viaje y me dolerían los brazos, y de seguro habría mucho viento. Lo más loco, es que no tenía miedo de caer, como si ir colgando del avión fuera normal. En un momento, la mujer se suelta, diciéndome que estaba cansada y que me agarrara yo, que ella se colgaría de mí. La miro horrorizada por su estupidez, porque ella se suelta y el avión se aleja, sin que yo pudiera agarrarme, porque sujetaba sus antebrazos por las muñecas. Entonces ideo un plan, en donde yo la agarraba más fuerte y comenzaba a saltar la soga en el aire con ella. Sí, ella. Su cuerpo era la soga, y los brazos se mantenían fijos, mientras yo saltaba su cuerpo. Y con eso me dí impulso y alcancé la cola del avión, y ahora era ella la que me sujetaba de las muñecas y viajábamos tranquilas.Luego estaba como en un camping, donde habían piletas climatizadas por todos lados. Había una que era muy grande pero poco profunada. Yo buscaba en cual meterme y caminaba por los bordes. Había una especie de carpa amarilla a un lado, y yo quería meterme bajo ella. Había un cajero, y quería sacar plata, pero veo que sale un hombre y dice que no hay plata, y antes de que se cierre la puerta de vidrio del cajero, veo que salen pollitos de un amarillo muy pálido. Miro el piso que era clarito, y también veo que se acerca una nena que me da un pollito. Lo agarro, pero de repente alguien me da a mi gata, por lo que inmediatamente suelto el pollo desde la altura y agarro a la Bombóm (mi gata) y me pongo a acariciarla como a mí me gusta. Sé que alguien me recrimina por haber arrojado al pollito al piso, pero no me importa. Yo pensaba que ni loca iba a dejar caer a mi Bombóm por un pollo.

Y no recuerdo más... (como me gusta acariciar a mi gata en sueños, es casi tan bueno como hacerlo en vivo)

3 comentarios:

lucia dijo...

me encantó el del avión, viajar agarrada de la cola, buenísimo!!

habría que hacer un compilado de sueños así visuales y poéticos y después hacer un videoarte o una instalación al respecto!

Gabo dijo...

ESte sueño esta genial... me hubiera muerto de vertigo con lo del avion .....S:S:S::S.. interesante la forma de alcanzarlo, por un momento pense que la señora seguia cayendo y vos sola habias alcanzado el avion

Yo con mi gata hubiera hecho lo mismo.. la prefiero a ella :D:D:

besos

Anónimo dijo...

hola :)